OPCIONES
DEL MENU

  • Home
  • Noticias de la Ciudad
  • Historia de la Ciudad
  • Barrios Porteños
  • Edificios destacados
  • Monumentos
  • Turismo en la Ciudad
  • Poco conocido
  • Costumbres Porteñas
  • Filete Porteño
  • Antiguos oficios
  • Qué es el Tango?
  • Qué es la Milonga?
  • Cena Show
  • Contacto


  • Usted es el visitante

    Desde 01/01/2016




    Espíritu navideño en un año complicado

    En Buenos Aires, aunque ha sido un año complicado, ya se vive el espíritu Navideño. El 8 de diciembre es el día en que tradicionalmente se arma el árbol de navidad, aunque algunos comercios lo hicieron antes y lo mismo ocurrió con las Estaciones de trenes, que también lucen su árbol.

    arbol de navidadTrenes Argentinos armó inmensos árboles en las estaciones Retiro, Constitución, Once, Sáenz y Villa del Parque (cabeceras de las líneas Mitre, Roca, Sarmiento, Belgrano Sur y San Martín, respectivamente). El más grande se puede apreciar en Retiro.

    Fuentes del Ministerio de Transporte indicaron que si bien todos los años se coloca decoración navideña, esta es la primera vez que arman un árbol tan grande. El de Retiro tiene 8 metros de altura y los de Constitución y Once tienen 6 metros y el resto tienen 4 metros. Los usuarios de trenes se vieron gratamente sorprendidos y la mayoría tomó fotografías de los mismos.

    Los árboles están decorados con adornos, guirnaldas y palabras que expresan "felicidad" y “esperanza", algo que necesitamos recuperar todos los argentinos. Los cinco árboles costaron $1.254.000 más IVA e incluye la participación de Papá Noel, que estará presente en las estaciones, en distintos días.

    El sábado 8 también se inauguró el Parque Navideño, en Parque Chacabuco.

    La realidad es que la Navidad, la llegada del niño Jesús y de Papá Noel, genera alegría en los niños que disfrutan esos días festivos con gran ilusión, pero particularmente este año, las fiestas generan tristeza porque son muchas las mesas donde no hay nada para servir, nada que festejar.

    Ojalá en años venideros resurja la ilusión, haya trabajo, educación y familias sentados a sus mesas, festejando el cambio que tanto deseamos. Que los subsidios y planes queden en el pasado y se recupere la dignidad que da el trabajo y que significa el mejor ejemplo para las nuevas generaciones, trabajar y ser motores de un país que necesita del aporte de todos para posicionarse en el mundo, entre los mejores. Eso dependerá de cada uno de nosotros.


    Susana Espósito - Publicada el Martes 11/12/18 - 2056 caracteres